Guía para ser un villano de película perfecto

Tras romper records con Minions, los estudios Illumination y Universal intentarán cautivar a las familias con la tercera entrega de su película animada de cabecera. El espectador quiere a los villanos y los números lo demuestran.

Gru, Margo, Edith, Agnes, Lucy y, sobre todo, los Minions, regresan a las grandes pantallas dispuestos a destrozar a cualquier película que se interponga en su camino. Para conseguirlo, Mi villano favorito 3 (Despicable Me 3) repite el equipo de sus dos películas predecesoras: mismos guionistas (Ken Daurio y Cinco Paul), mismo director (Pierre Coffin ahora comparte dirección con Eric Guillon y Kyle Balda, ya que Chris Renaud se las tomó) y mismas voces (Steve Carell, Kristen Wiig, Miranda Crosgrove, etc.). Y, para alegría de sus fanáticos, el calvo y narigón Gru aparecerá por duplicado, ya que hará su presentación Dru, su hermano gemelo que sí tiene pelo y es un excéntrico millonario.

Buscando conseguir los impactantes resultados en números y la grata aceptación que generan las ficciones relacionadas a los años ochenta, Daurio y Paul implantaron a un villano que data de esa época. Gru deberá enfrentar a Balthazar Bratt, un tipo que fue un famoso personaje televisivo y que no puede despojarse de su personaje.
Con el correr de las películas el protagonista quedó fuera del concepto de “villano más villano de toda la Tierra”. Aunque muchos personajes hayan querido ser catalogados de esa forma, ninguno lo consiguió. Para ayudar a los villanos, este humilde pasquín (ahora en su versión digital) recopiló una serie de características que, según la peli de Illumination, Gru o cualquier aspirante a malo de película debería tener en cuenta a la hora de forjar sus actos del mal:

       Seducir a niños -o a Minions- con cuentos clásicos. En Minions (2015), Scarlet Overkill recurre a la fábula de los tres cerditos y el lobo para convencer a los pequeños amarillos de robar la corona de la Reina de Inglaterra. El desenlace del cuento, como era de esperar, es la muerte de los tres cerditos.

       Hacer gala del humor negro y la sinceridad. En Mi villano favorito (Despicable Me, 2010), Gru le avisa a su vecino Fred que su perro defeca en el jardín de su casa. “Lo siento, ya sabes como son los perros. Ellos van donde quieren”, comenta el vecino, a lo que Gru responde: “A menos que estén muertos”.

       Ser ambicioso. Gru no parará hasta robarse la mismísima luna. Anteriormente, Vector se había robado una pirámide egipcia. Para ser el mejor villano no hay que tener límites.

       Ser joven. En ocasiones recurrentes Gru es cuestionado por su edad. Perkins, sobre todo, repite que para ser el mejor villano del mundo hay que ser joven. Un poco de razón tiene.

       Tener un ejército de Minions a tu cargo. Los bichos amarillos son indispensables para cualquier villano. Análogos a los Oompa Loompas de Charlie, son determinantes en el trabajo de su amo.

       Tener una mascota horrible. De tenerla, debe ser bien fea, como Kyle. El perro de Gru es una especie de demonio de Tasmania asesino y doméstico.

Números de un éxito arrollador

Las tres películas existentes de los estudios Illumination protagonizadas por Gru y los Minions suponen un éxito de recaudación infalible. Cifras millonarias, estadísticas asombrosas. Este pequeño rejunte de números demuestra que la clave del éxito está en ser amorfo, amarillo y manejar un dudoso lenguaje:

       Entre Mi villano favorito, Mi villano favorito 2 (2013) y Minions, Universal Studios y los estudios Illumination recaudaron US$2.673.274.267 y gastaron US$ 219.000.000. La segunda parte de la protagonizada por Gru casi duplica en recaudación a su predecesora (970 millones contra 543). Minions superó a ambas.

       Minions es una de las cuatro películas de Universal Studios que superó la barrera de los mil millones de dólares de recaudación (US$ 1.159.398.397). Las otras tres son Rápidos y furiosos 7 (Furious 7, 2015), Rápidos y furiosos 8 (The Fate of the Furious, 2017) y Jurassic World: Mundo Jurásico (Jurassic World, 2015).

       Minions es la segunda película animada más taquillera de la historia. A la única que no pudo alcanzar fue a Frozen (US$ 1.276.480.335). ¿Se cobrará la revancha esta nueva entrega?


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Recent Posts

Follow by Email

Visitas últimos 30 días

El blog oficial de la pagina de facebook que ya lleva mas de 8 años alegrando gente con su locura
Con la tecnología de Blogger.

Copyright © Cine Fantástico y Bizarro | Powered by Blogger

Design by ThemePacific | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com